Agentes municipales intervinieron el pasado miércoles decenas de miles de productos falsos o de dudosa calidad, que eran vendidos como eficaces contra la COVID19, en un local chino de Usera

Según han informado fuentes de la Policía Municipal a Europa Press, varios agentes realizaron el miércoles 16 de marzo una intervención sorpresa en un establecimiento de Usera. Dicho local, gestionado por ciudadanos de origen chino, ya había sido objeto de inspecciones anteriores, y se encontraba en el punto de mira de las autoridades.

En esta inspección, la Policía Municipal intervino 53.858 productos de origen chino mal etiquetados, no certificados o caducados. La mayoría eran mascarillas no homologadas, que eran vendidas como eficaces sin cumplir con los estándares europeos. También se encontraron medicamentos chinos falsos, comercializados como parte de tratamientos contra la COVID19.

Unos meses antes, a finales de 2020, la propia Policía Municipal ya había intervenido en dicho local. En ese momento, retiraron del mercado miles de productos similares, ya que solo mostraran instrucciones en lengua china.

Tal y como han informado a través de sus redes sociales, «se decreta el cese de actividad del establecimiento por venta de productos no certificados y caducados».