Un conductor ha estado a punto de caer a las vías de Cercanías RENFE tras sufrir un aparatoso accidente en Antonio López, Usera. El coche arrasó una terraza, que no contaba con clientes en ese momento

La vecinos de Antonio López, en el barrio de Almendrales, Usera, observaron asustados cómo un coche de gama alta arrasaba con la terraza de uno de los bares más conocidos de la zona, La Curiosa.

El conductor de un BMW negro, que circulaba a alta velocidad por la calle Antonio López, perdía el control del vehículo a la altura de la calle Socuéllamos y Doctor Tolosa Latour. Tras meterse en la acera, arrasó con las mesas y sillas de la terraza del bar, que, afortunadamente, había despedido a su último cliente apenas cinco minutos antes. Unos metros más alejados, los clientes del resto de locales de restauración observaron atónitos lo que, según testigos presenciales, «parecía un atentado«.

El vehículo, que impactó contra unas plataformas de cemento, reventó las ruedas y destrozó el motor, quedando el suelo lleno de aceite. Como consecuencia del impacto, rebotó y chocó contra la valla de protección de las vías de Cercanías RENFE. Aunque llegó a arrancar una sección, pudo amortiguar el golpe y el coche se detuvo, a punto de caer desde una altura de unos diez metros.

Agentes de Policía y equipos sanitarios se desplazaron a la zona para atender al conductor, que se encuentra en buen estado. Ahora, las autoridades investigan el suceso, del que se desconocen más detalles.